Lentes de Contacto

Lentes de Contacto

Las lentes de contacto brindan adaptabilidad y confort para quienes desean una alternativa práctica a las gafas. Te regalamos tu primer par para que las pruebes sin ningún compromiso.

Uno de los grandes beneficios de las lentillas es la libertad y comodidad que brindan durante actividades como el deporte, ya que se ajustan directamente al ojo, evitando deslizamientos o empañamientos. Existen diversos tipos de lentes de contacto, pero destacan principalmente las lentes diarias y mensuales:

  1. Lentes diarias: Son desechables y se utilizan una vez al día para luego ser descartadas. Esta característica las hace especialmente higiénicas y reduce el riesgo de infecciones, ya que se utiliza un par nuevo cada día. Son ideales para personas con estilos de vida ajetreados o para quienes no quieren preocuparse por la limpieza diaria.

  2. Lentes mensuales: Estas lentes están diseñadas para durar todo un mes, siempre y cuando se limpien y almacenen adecuadamente cada noche. Ofrecen la ventaja económica de usar el mismo par durante un período prolongado, pero requieren un cuidado más meticuloso para mantenerlas en óptimas condiciones.

El cuidado de las lentes de contacto es esencial para garantizar la salud ocular. Es imprescindible lavarse las manos antes de manipularlas y utilizar soluciones limpiadoras específicas para mantenerlas libres de proteínas y bacterias. Además, es vital seguir las recomendaciones del optometrista en cuanto a su uso y reemplazo. Una buena higiene no solo prolonga la vida útil de las lentes, sino que también previene posibles infecciones o irritaciones oculares.