Tratamientos de Lentes

Tratamientos de Lentes

Las gafas, más allá de su función básica de corregir defectos visuales, pueden personalizarse con diversos tratamientos para mejorar la experiencia visual y adaptarse mejor a las necesidades de cada uno. Te describimos continuación estos tratamientos para que conozcas todas las opciones a tu disposición a la hora de encargar una gafa:

  • Antireflejante: Este tratamiento no solo potencia la claridad óptica, sino que también mejora la estética de tus gafas. Al minimizar reflejos y destellos, garantiza una visión más clara, incluso en ambientes de alta luminosidad. Estéticamente, este acabado realza tus gafas y permite que tus ojos brillen sin interferencias de reflejos indeseados.

  • Reducido: Este proceso transforma las lentes haciéndolas notablemente más delgadas y ligeras que sus homólogas convencionales. Perfectamente adaptadas para personas con graduaciones altas, estas lentes redefinen la comodidad al reducir el peso y el grosor, logrando un aspecto más estilizado.

  • Filtro Azul: Es un tratamiento que bloquea o filtra la luz azul emitida por dispositivos digitales como smartphones, tablets y ordenadores. Ayuda a reducir la fatiga visual y puede mejorar la calidad del sueño, ya que la luz azul puede afectar la producción de melatonina, una hormona que regula el sueño.

 

  • Fotocromático: Estas lentes cambian de color según la intensidad de la luz ultravioleta. En exteriores y bajo el sol, se oscurecen, actuando como gafas de sol, mientras que en interiores o en condiciones de poca luz, se aclaran. Son prácticas para quienes no desean cambiar constantemente entre gafas de sol y gafas de vista.

La elección de estos tratamientos dependerá de las necesidades, el estilo de vida y las preferencias estéticas del usuario. Es recomendable consultar a un optometrista para determinar cuáles son las mejores opciones para ti.